lunes, 30 de enero de 2017

Señor, te tenía tan cerca

Señor, te tenía tan cerca
Me desesperé por cada milímetro
Que me empecé a distanciar de tu amor
Corría hacia Vos, me arrodillé con la mano en el corazón
Y te rogué que no me abandonaras
Que no me dejaras solo en mi oscuridad.

Mis obligaciones se hicieron piedras enormes
Mi paz y mi felicidad huyeron
Y volví a mi rincón frío y desolado
Recordé Tu Amor y el cansancio me aplacó
Y me fui a dormir sin paz, ni amor ni ruegos.
Señor, te necesito tanto!

Cuando me acechan esos días imposibles
Cuando me dejo llevar y no reparo en lo que hago
Cuando te niego haciendo invisibles a mis hermanos.
El corazón se lastima y se enfría
Y es porque no te tengo señor. Te olvidé.
Señor y Dios mío, te necesito tanto!

Te pido que me ayudes a ser digno de Tu Amor
Ese Amor que viene desde siempre
Y que aprovechamos tan poco
Ese Amor que se anida en nosotros y nos transforma
Ese Amor que alimenta nuestra inteligencia
Y nos llena de esa Paz humilde
Que nos devuelve el Sentido y la Alegría de esta vida.
Señor Jesús, Dios hecho Hombre
Quiero ser digno de Tu Amor.


Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario